Blog

Por un puñado de buñuelos de leche

  • marzo 13, 2018
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Valentía es quedarse en un segundo plano. Pero nunca al margen. Porque esa foto en blanco y negro no sería lo mismo sin ti. Tampoco ésta.

Y tu silencio queda enmascarado en una cobertura de crema de queso. Y entre tanto arreglar pantallas rotas, te encontraste con una que antojaba complicada. Y no podías guardar el nivel. Y el juego no cesaba de empezar de nuevo. Como el día de la marmota pero sin marmota y con una perezosa Lula en la ventana. Y empezar la jornada en una cadena de montaje cuando en tu cabeza se desmoronaba la vida. Aunque siempre tuvieras herramientas para reparar una catástrofe. Y así, como quien finaliza el circuito de una placa base, reiniciaste el juego. Y el secreto estaba en una voltereta final, que practicaste con paciencia.

Y no aguantaste carros ni carretas sino que tiraste de ellos. Esperando que os llevaran al siguiente nivel. Siempre sereno y de la mano. Y fuiste el hombro de muchas acongojadas lágrimas. La espalda donde cargar preocupaciones. Las piernas a veces derrotadas de tanto intentar.
Menos mal que siempre tuviste una Thermomix al lado, donde crear recetas de cariño. Y alimentar la esperanza del algún día. Porque siempre tuviste una camisa nueva que ponerte para provocar sonrisas. Sobre todo la suya.


Y ahora vendes miedos en Wallapop. Y creaste una nueva lista de deseos en Amazon. No te olvides que el mejor regalo no se envuelve y se lo diste en forma de canción.
Y compañía.
Y comprensión.
Y no empieza una cuenta atrás, sino hacia adelante. Donde jugar a decenas de videojuegos que no caben en una game boy trucada.
Y seguir siendo valentía.
Y valiente. Desde ese segundo plano donde te sientes cómodo. Aunque seas protagonista. Como Alex Kidd. Y compartáis un gran puño para golpear a la vida cuando hace falta. Y saltar de alegría otras tantas.

Así que gracias. Ya hemos roto el Mac para que cuando volvamos tengas faena.
Y recuerda que te espero en el aeropuerto. Con un pastel de tres chocolates. Que no esté derretido, porfavor. Y que podamos utilizar tenedor en vez de cuchara sopera.

Yo prometo escribirte mensajes en una botella.
Y regalarte un molde que tenga forma de alegría.
Y llenar la nevera de tuppers donde guardar deseos. Y buñuelos de leche.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
No Comments
Leave a Reply