Blog Un año de emociones

Querido miedo

  • enero 15, 2018
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Ayer me puse mis mejores galas para recibirte.
Me vestí con aquella armadura que no me dio tiempo a utilizar la última vez.
Me armé con el escudo que todavía sigue intacto, esperando parar alguno de tu revés.
Apagué todas las luces, sabiendo que la oscuridad se ha convertido en tu hábitat natural.
Y me senté. En la misma esquina donde me derrumbaste aquel mes de agosto.

Pero nunca llegaste.
Nunca cruzaste esa puerta que te dejé entreabierta.
No me meciste.
No viniste a obligarme a derramar lágrimas con sabor a frustración.
Ni a mentirme.

No te cruzaste en el pasillo con la ira, el dolor y el abandono.
No me regalaste aquel engaño cuidadosamente envuelto con un lazo de raso rojo.
No me empujaste al vacío de la tristeza ni llenaste mis pulmones de ansiedad.

Querido miedo,
Siempre haces lo mismo.
Nunca llegas puntual a nuestra cita y me pillas desprevenida andando descalza por algún camino que se convierte en culpa, y desasosiego.
No me das la mano cuando la he cubierto de autoestima, porque tú, siempre me quieres vulnerable. Temerosa.

Y te conviertes en ese nudo que no desenreda mi valentía.
En el desconcierto de unos ojos que no consiguen ver fortalezas.
En la melancolía de un lenguaje que no encuentra más que palabras dañinas.
Y culpabiliza. Señalando con furia las carencias que aún apremian.
Como si no pudiera aprender de ellas.

Querido miedo,
Tú, que piensas que no eres más que tristeza, vienes cargado de utilidad.
Porque eres esa moneda que cuando consigue dar la vuelta puedes ver su verdadero valor. Y comprar cosas con él. Y resulta que las cosas no son objetos sino objetivos.
Y no encuentro mejor objetivo que ser yo.
Contigo y en ocasiones sin ti.

Querido miedo,
Entiendo que no debo esperarte en el mismo lugar ni con la misma apariencia.
Porque yo, ya no soy esa.
Te encargaste de que a tu paso viniera la fuerza, y las dos saliéramos de allí. Entre aplausos de fervor, alborozo y simpatía.
Así que ven cuando quieras.
Yo, ya me quité la coraza. Y aunque duelas, siempre consigo ver el amor que hay en ti. En mi.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
No Comments
Leave a Reply